15 Oct INTERIORISMO HOTELERO: EL DISEÑO DEL LOBBY PARA LOS VIAJEROS DEL FUTURO

6 elementos clave que harán que el cliente no quiera salir del hotel

El perfil del viajero está cambiando rotundamente. Ya no se buscan grandes lujos. Ni grandes nombres. Ya no cuentan las estrellas. Ahora lo que cuenta es todo aquello que los viajeros ven antes de llegar al hotel: las imágenes del espacio en internet, los comentarios sobre otros viajeros, las experiencias compartidas sobre la estancia en el hotel… El cliente de alta gama sigue buscando lujo pero ahora a otro nivel: un lujo personalizado, funcional­­­­­, visual y sobre todo experiencial. Y en consecuencia el sector hotelero debe adaptarse a las nuevas tendencias de consumo y responder con espacios innovadores a todos los niveles.

 

¿Cómo es este nuevo perfil de viajero?

Conocer al detalle sus preferencias y sus expectativas es la clave para crear hoteles que respondan a sus exigencias. Son los llamados Young & Free Spirit People, los Milennials y la Generación Z. Son todos ellos los que en pocos años representarán el 50% del consumo turístico global y su visión del lujo es mucho más compleja que la que dominaba entre el público hasta ahora. Ellos buscan espacios con una premisa muy clara: que se adapten a su estilo de vida, a sus necesidades reales, a su necesidad de conectividad, interactividad y de acceso a la información de una forma rápida y sencilla sin prescindir de un entorno con una estética que les impacte y les haga sentir bien.

En este sentido, es muy importante la autenticidad. En un contexto en el cual lo único constante es el cambio, en el que consumimos millones de inputs al día, en el que la artificialidad es una amenaza y en el que la conciencia social está mucho más presente, nuestro perfil de viajero siempre buscará entornos genuinos, creíbles y con valores con los que logre empatizar.

Además, buscan mayoritariamente hoteles urbanos, céntricos y cosmopolitas. El nuevo viajero encuentra la comodidad en espacios sin pretensiones ni grandes lujos, pero sí con un gran impacto visual. Persiguen el prestigio en la experiencia que estos espacios ofrecen. Una experiencia que debe ser única, personalizada y fotogénica.

 

 ¿Y cuáles son los elementos clave que debe ofrecer el diseño de un lobby de hotel para las futuras generaciones de viajeros?

Todo tiene que ir en una misma dirección: provocar emociones al huésped a través del interiorismo que debe unir más que nunca el impacto visual con la parte funcional, a la vez que debe ofrece la máxima rentabilidad para el hotelero.

En Dröm Living siempre hemos creído rotundamente que el diseño de los espacios condiciona las emociones de las personas y consecuentemente su comportamiento.

Así pues, el objetivo del todo proyecto de interiorismo hotelero será conseguir retener el cliente, que éste se encapriche de lo que el espacio le ofrece, para que desee pasar más tiempo en él y consecuentemente hacer más consumo en el hotel.

RENDERS 1920 X 1080_Photo - 5

Imagen de Dröm Living

La funcionalidad, la atemporalidad, la calidad de los materiales, el respeto por el origen y siempre el factor sorpresa serán aspectos clave a la hora de diseñar un hotel y, más concretamente, su lobby. Pero la mayoría de las veces, los hoteles urbanos ubicados en el centro de las grandes capitales, tienen que hacer frente a la falta de m2, a plantas estrechas y complicadas, características que se convierten en todo un reto para proyectar en ellos un diseño que responda a los requisitos del público.

Según nuestro punto de vista, cada vez más, los hoteles urbanos tendrán el objetivo de ofrecer todos los servicios necesarios optimizando el máximo de espacio y esto les lleva a encontrar soluciones que simplifiquen el proceso de venta, por ejemplo, agilizando el Check in/out del hotel.

El lobby es el espacio por donde el cliente pasará más veces, el espacio que le recibe y le despide, el lugar donde realizará acciones clave como pagar, preguntar, comer, descansar, comunicarse con amigos y familiares que no han viajado con él… y donde, en definitiva, si le ofreces lo que busca, puede pasar muchísimas horas. Es por eso que hoy nos centramos en el diseño del Lobby.

El futuro de este espacio clave de los hoteles urbanos se enfrenta al problema de espacio y a las altas exigencias funcionales y estéticas del público principal.

  

Os presentamos los 6 elementos que consideramos clave para los Lobbys de los hoteles urbanos destinados a los viajeros del futuro:

 

  1. Diseños que incorporen el concepto selfservice: rapidez, ahorro e interactividad.

 

Si bien nuestro perfil de viajero busca desconectar de la tecnología en sus viajes, paradójicamente siempre exigirá la interactividad y instantaneidad del online en todas sus experiencias. A esta generación ya no le gusta ni esperar, ni las colas, ni los momentos largos, por lo que es importante integrar elementos que incentiven la rapidez a su ‘user experience’.

El concepto del selfservice es una solución que nos permite simplificar e integrar las transacciones necesarias de un hotel en una experiencia fácil, rápida y eficiente, siempre manteniendo la personalización y la emocionalidad en todos los mensajes que se generen. Por ejemplo, incorporando un sistema de Check in/out dónde el cliente podrá auto-atenderse a través de un Ipad que le dará la bienvenida y un sistema de pago rápido mediante tarjeta de crédito contactless o sistemas de pago vía móvil. Al terminar el Check-in se dispensará la tarjeta de la habitación y toda la información necesaria para su estancia en el hotel y en la ciudad de visita.

Así, solucionamos problemas de espacio en pequeños hoteles urbanos, de colas y tiempos de espera, además de un ahorro significativo en personal ya que con el mínimo staff cubrimos el servicio de recepción.

RENDER PLAFON GRANDEEEE

Imagen de Dröm Living

 

  1. Una zona de bar diseñada bajo el mismo concepto: tecnología saludable

 

Siguiendo con el mismo concepto, proponemos integrar una zona de bar con filosofía selfservice donde el usuario puede hacer uso de la cafetería a través de un Ipad, pagando de la misma manera. De este modo, volvemos a evitar colas y momentos de espera.

Si bien para el momento de llegada y recepción buscábamos compensar la frialdad de la tecnología con mensajes cercanos y personalizados, para la zona de bar es importante jugar con la experiencia gastronómica que ofrezcamos. Recordemos que nuestro perfil de viajero busca autenticidad, naturalidad y vivencias acorde a sus valores. Así, es importante ofrecer una propuesta de carta auténtica, local y saludable, que también puede incorporar tendencias gastronómicas como elementos veganos, pastelería casera o platos sin gluten.

Por último, otro elemento muy importante a tener en cuenta sobre nuestro perfil de viajero es su afán de saber. Esta generación necesita conocer el origen de todo aquello que consume, su historia, sus componentes. Así, la carta interactiva nos permite incluir información sobre los platos y cualidades que sin duda incentivará a los más foodies a compartirlos en sus redes sociales.

RENDERS 1920 X 1080_Photo - 6

Imagen de Dröm Living

 

  1. Incorporar en el diseño el internet de las cosas:

 

El digital ha trascendido de las pantallas y nuestro usuario está acostumbrado a vivir experiencias inmersivas e interactivas ahí donde va.

Integrar vivencias que vayan más allá de las propias de un hotel en nuestro lobby nos ayudará a crear recuerdos memorables, compartibles y recomendables. Recordemos que su opinión es sumamente importante y sin duda la herramienta publicitaria más potente que hay.

Imaginad un lobby que incluya una zona de actividades, con rincones individuales donde el huésped pueda disfrutar de una clase de yoga personalizada. Visitar una exposición de arte elegida al momento y proyectada en las paredes. O una guía interactiva en la que, a través de preguntas, te ofrece rutas por la ciudad personalizadas acorde a sus gustos e inquietudes. Incluso una pantalla en la entrada del lobby que detecta al huésped y le da la bienvenida por su nombre.

Incorporar Internet a elementos que normalmente no lo tienen nos ayuda a crear experiencias mucho más personalizadas, segmentadas y emocionales.

 

RENDER PAU CLARIS 2

Imagen de Dröm Living

 

  1. Naturaleza & tecnología de la mano:

 

Decíamos que nuestro perfil de cliente tiene muy integrados los valores sociales. En este sentido, el cuidado por el medio ambiente cobra una importancia fundamental y muchas de sus decisiones están regidas por ello.

Proponemos acercar la naturaleza al espacio a través de elementos naturales y orgánicos presentes tanto en la decoración como en el funcionamiento del hotel. Materiales biodegradables, maderas ecológicas, elementos reciclados, dinámicas autosuficientes… y cómo no, la presencia de una vegetación frondosa en cada rincón de nuestro lobby que los ayude a conectar con ese espíritu y generar un ambiente cálido, acogedor y sobre todo natural.

Así, si bien el uso de la tecnología nos permite ofrecer experiencias alineadas a las exigencias contemporáneas, ésta siempre tiene que estar bañada por el tamiz de la naturaleza. Porque el equilibrio siempre gana.

NETGES_LLEIDA RENDER VISTA 2

Imagen de Dröm Living

 

  1. No sin Plug-in Bar:

 

Un perfil muy interesante y común de viajero es el del empresario: los lobbys muchas veces se convierten en espacios de trabajo espontáneos de clientes que buscan todas las comodidades de su oficina. En este sentido, es imprescindible habilitar una zona que permita que sigan con su forma de vida.

Por ejemplo, una barra estrecha diseñada como espacio de trabajo mientras los clientes se toman un café, que además facilite la conectividad ya que está provista de tomas de enchufe, usb y una rápida conexión a Internet.

Si conseguimos que se sientan cómodos, este cliente puede llegar a pasar horas en nuestro lobby y sin duda aportará vida, sinergias y lo más importante: volverá a nuestro hotel en su próximo viaje de trabajo.

RENDERS 1920 X 1080_Photo - 17

Imagen de Dröm Living

 

  1. Espacios abiertos al público de la calle:

 

Un elemento importantísimo, que sin duda aporta autenticidad a los hoteles contemporáneos, es que consigan integrarse a la zona o barrio en el que estén situados.

Si bien nuestros clientes buscan sentirse a salvo en su hotel, siempre agradecerán ver que conviven con gente local, que se trata de un lugar genuino, abierto, en el que pasan muchas cosas. Sentirse en un lugar privilegiado de la ciudad, creativo, colaborativo y conectado.

En este sentido, es cada vez más común ver como muchos hoteles urbanos ofrecen propuestas abiertas a todo el público, alineadas a la forma de vida de la ciudad y que permiten a los huéspedes invitar a conocidos y amigos a compartir su experiencia en el lobby.

Exposiciones de arte de jóvenes talentos de la ciudad, conciertos, desayunos abiertos a todo el público, conferencias… Lobbies multidisciplinarios que se tornan un punto de encuentro entre lo de aquí y lo de allá.

 

PINEDA 3_ VISTA 6

Imagen de Dröm Living

 

Así, vemos que el diseño interior del lobby del futuro debe responder a los atributos del nuevo viajero: tecnológico, medioambiental, social, interactivo y auténtico. Porque un lobby es bienvenida, es punto de encuentro, es hogar, es lugar de paso y también, y muy importante, es recuerdo. ¡Es el alma de cualquier hotel!

——-

Este post opta al “Premio al mejor artículo de blog de interiorismo hotelero de InteriHotel.

No Comments

Post A Comment