#45 BALMES. BARCELONA. 2017

About This Project

LA NECESIDAD

 

Convertir un antiguo piso ubicado en una finca regia de la zona alta de Barcelona en un hogar moderno, luminoso y amplio cambiando radicalmente su aspecto inicial y su distribución de estancias muy compartimentadas a lo largo de un pasillo.

 

EL RETO

 

Cambiarlo absolutamente todo para diseñar un nuevo interior  adecuado a las necesidades de los actuales propietarios. Era imprescindible eliminar todos los tabiques posibles para crear zonas diáfanas y comunicadas y re-ubicar las diferentes estancias. Al tratarse de una finca de muchos años, nos encontramos con la necesidad de reforzar las estructuras originales que habían sufrido algunos daños.

 

EL PROYECTO

 

Propusimos un diseño en el que la sobriedad y la elegancia envuelven un espacio donde dominan los tonos piedra, las líneas rectas y los materiales nobles. El conjunto destaca por un mobiliario minimalista, de diseño Dröm Living, que convive con acabados que honoran el estilo industrial. El objetivo era conseguir un hogar muy cálido que transmitiera sensación de tranquilidad por lo que era imprescindible generar prácticas zonas de almacenaje que facilitaran mantener los espacios despejados potenciando la sensación de orden.

 

El primer paso fue la eliminación de absolutamente todas las barreras arquitectónicas innecesarias, incluso abriendo accesos en una pared maestra que se reforzó con una columna en la zona del vestidor. Sobre un gran espacio diáfano dibujamos la nueva distribución: un gran salón comedor con la cocina integrada ocupa la parte frontal de la vivienda y en la parte posterior, mucho más silenciosa, ubicamos la zona de noche con dos dormitorios individuales, dos baños y un dormitorio en suite con vestidor.

 

Para dejar fluir la luz natural y ofrecer una imagen global del espacio ya desde la entrada, se creó un amplio recibidor separado del comedor por una mampara de vidrio y hierro. Dos tramos de pared de ladrillo visto, en el recibidor y en el salón, se recuperaron y restauraron haciendo de hilo conductor entre los dos espacios a la vez que suman calidez y aportan un punto industrial a la atmosfera. El gran mueble-estantería en hierro, diseño de Dröm Living, incorpora una zona de espejos que amplia visualmente el salón y potencia la luminosidad. La cocina queda separada por una gran isla con un tramo de barra ofreciendo a la vez superficie de trabajo y espacio para tentempiés rápidos.

 

El dormitorio principal, donde diseñamos un gran armario que incorpora una zona de escritorio-tocador, se proyectó como un espacio diáfano al que se accede a través del vestidor que a la vez esconde la puerta de acceso a un espacioso y elegante baño.

 

El confort que desprende la globalidad del conjunto viene muy marcado por el tono gris piedra cálido con el que se pintaron paredes y techo así como por el pavimento elegido para todas las estancias, un parquet laminado de madera de aspecto rústico que en el caso del dormitorio doble, además, recubre la parte del cabezal de cama.

 

Para asegurar una buena iluminación se instalaron focos negros en todo el espacio que se combinan con puntos de iluminación decorativa.

 

Category
Interiorismo para Particulares