CASA DORITA · BODEGA CON TOQUE VINTAGE

About This Project

 

LA NECESIDAD

Diseñar y construir desde zero el interior de un nuevo restaurante de cocina tradicional y tapas en el corazón del barrio de Sant Antoni de Barcelona. El concepto del negocio requería un espacio que destacara por su calidez y que desprendiera tradición. Un lugar donde los futuros comensales consiguieran sentirse como en casa.

 

EL RETO

Transformar un local ocupado por una tienda de lencería en un espacio de marcada personalidad. Con el estilo de una bodega tradicional como referente debíamos romper con estereotipos y hacer nacer un rincón que respirara historia. Debíamos ubicar en él una cocina a la vista del público, la zona de comedor y una zona de barra con corner de venta de charcutería. Además nos encargaron crear la imagen corporativa del nuevo restaurante y el concepto de la marca debía plasmarse en cada metro del espacio físico.

 

EL PROYECTO

Con unas ideas muy claras sobre lo que quería transmitir con su nuevo proyecto gastronómico, la propietaria de Casa Dorita fue nuestra compañera de trabajo durante todo el proceso. Así, nos decantamos por proyectar un ambiente claramente inspirado en una bodega típica en el que incorporamos toques vintage y combinamos una buena diversidad de materiales nobles.

 

Persiguiendo aportar carácter al diseño jugamos con una gama de tonos oscuros: azul marino y verde en las paredes, dorado en elementos metálicos, matices granates en la tapicería de cuadro escocés de sillas y bancos así como tonos marrones tanto en la madera del mobiliario como en la piel del tapizado de algunos taburetes.

 

Para el pavimento combinamos un parquet laminado de madera envejecida con un mosaico hidráulico hexagonal diseñado en exclusiva para este proyecto y fabricado siguiendo técnicas tradicionales. En las paredes conviven el azul marino y el verde con el ladrillo original recuperado y un revestimiento de porcelánico de baldosa artesana dispuesta en forma de rombo.

 

La nueva distribución consiguió un efecto de loft, confortable y muy cálido, donde conseguimos incorporar la cocina a la vista con una separación basada en una estructura de hierro dorado y cristal antiguo de colores.

 

Finalmente Casa Dorita se ha convertido en un espacio que, aunque nuevo, tiene una cierta carga histórica: por la historia de sus orígenes y por la combinación de unos materiales, muchos reutilizados, que comparten el concepto de tradición.

 

EL MOBILIARIO

La madera es la protagonista: recuperada de antiguas traviesas de ferrocarril, de naves industriales o de obras se trató y restauró para dar vida a las mesas, las barras, a una gran vitrina suspendida y a los bancos de Casa Dorita.

 

Los estantes, de hierro dorado y cristal armado retro iluminado, se diseñaron a medida para la ubicación de botellas de vino y también las lámparas de tubo de cobre fueron diseñadas por Dröm.

Category
Interiorismo para Empresas