#43 Hipólito Lázaro. Barcelona. 2017

About This Project

LA NECESIDAD

 

Convertir un antiguo y deteriorado local de oficinas en un hogar. Debíamos crear de cero una distribución totalmente nueva que incluyera un baño, un dormitorio, un vestidor, una cocina abierta y un salón comedor. Era necesario renovar todas las instalaciones y realizar nuevos accesos a la terraza. Se quería que el resultado final respondiera estrictamente a las altas expectativas estéticas y funcionales de quien viviría allí.

 

EL RETO

 

Cambiar radicalmente el espacio original para proyectar un interior cálido y luminoso que ofreciera zonas de almacenaje integradas en el diseño realizando un importante trabajo de optimización del espacio.

 

Antes de empezar la obra nos enfrentábamos a los tediosos trámites necesarios para realizar el cambio de uso de local a vivienda. Una vez superados con éxito y conseguida la licencia, la reforma podía empezar.

 

EL PROYECTO

 

Diseñamos un espacio diáfano, de líneas minimalistas y colores neutros que combina elementos de diseño escandinavo con toques muy industriales. Madera y cemento dominan un ambiente que transmite nitidez y calma gracias al blanco puro elegido para paredes y parte del mobiliario. Aportando un toque de sofisticación el negro hace acto de presencia en griferías y puntos de luz decorativa y el rattan y los tejidos 100% naturales completan una atmosfera cálida, luminosa y muy confortable. Ampliar los accesos a la terraza y prescindir de puertas en las diferentes estancias fue clave para dejar fluir la luz natural por todo el hogar.

 

La nueva distribución dividió el apartamento en dos zonas diferenciadas: la de día, que integra cocina, comedor y salón en un espacio abierto con salida a la terraza y la de noche que incluye dormitorio, también con acceso al exterior, baño y vestidor. El tabique divisorio entre ambas zonas incorpora, en el pasillo de acceso a la habitación, unos amplios armarios blancos, de diseño Dröm Living, que van de suelo a techo ofreciendo espacio útil de almacenaje y, en el lado del salón, reserva espacio para una chimenea y para el televisor.

 

La combinación de materiales y texturas definen la personalidad cosmopolita del hogar. En una de las paredes del salón, así como en la pared del cabezal de la cama, en el vestidor y en parte del baño, se recurrió al revestimiento de placa de madera y cemento, un material muy cálido, aislante y resistente que impacta por su aspecto industrial.

 

Para el pavimento elegimos la atrevida combinación entre un rústico parquet laminado de tono cálido, que se ubicó en salón-comedor y habitaciones, y un mosaico hexagonal blanco que va desde la entrada hasta la cocina enlazando con el parquet. En el baño, así como en la terraza, optamos por un porcelánico imitación cemento mientras que para la ducha se utilizó una cerámica rectangular en color blanco mate que contrasta con el resto de paredes de placa de madera y cemento. La grifería, como en la cocina, se eligió negro mate, de líneas muy minimalistas, completando un conjunto elegante y equilibrado.

 

Gran parte del mobiliario fue diseñado a medida por Dröm Living tanto en el dormitorio, en el vestidor, en el baño como en la cocina. Ésta desprende una personalidad propia con encimera de mármol calacatta, grifería en negro y una atrevida combinación entre mobiliario blanco muy minimal y armarios negros de inspiración industrial. También en el salón-comedor domina el mobiliario de estilo industrial con materiales nobles como madera, hierro y zinc.

 

Para lograr una atmosfera similar a la de la luz de día se utilizaron focos empotrados en todos los espacios que se combinan con diferentes puntos de luz, industriales y nórdicos, sobre todo decorativos.

 

¿Te gustaría tener más detalles sobre este proyecto? te lo contamos todo en ‘Historia de Una Reforma’ :)

Category
Interiorismo para Particulares