#33 Baqueira. Lleida. 2016

About This Project

PERSONALIDAD RÚSTICO-INGLESA

 

LA NECESIDAD

Diseñar el nuevo interior de una casa destinada al alquiler vacacional que se encontraba totalmente vacía. Debíamos dotar todos los espacios de una decoración que pudiera encajar con los diferentes perfiles de personas que próximamente elegirían el lugar como destino de sus días de descanso en la montaña.

 

EL RETO

Crear desde cero espacios cálidos y acogedores que desprendieran una atmosfera montañera sin caer en un estilo rústico tradicional. La dificultad principal recaía en el hecho de proyectar un ambiente con carácter y personalidad fuerte sin conocer en absoluto al inquilino final que lo disfrutaría.

 

EL PROYECTO

Optamos por un diseño de base rústico que huye de la rutina del rústico más clásico buscando una línea moderna que combina materiales nobles con la elegancia del hierro. Los tonos oscuros, sobrios y sofisticados predominan en todos los espacios y discretos toques vintage recuerdan el pasado evocando el estilo de las tabernas y clubs ingleses.

 

La casa se encontraba completamente vacía y lucía un revestimiento de madera muy deteriorado en techos y algunas de las paredes que decidimos mantener sometiéndolo a un delicado trabajo de restauración y saneamiento. Sustituimos el pavimento original del tramo de escaleras por un revestimiento de fibras naturales que se suma a la calidez de la madera.

 

En el salón comedor, donde triunfa este estilo de club inglés con el azul noche envolviendo la atmosfera, la gran intervención tuvo lugar en la zona de la chimenea para la que diseñamos una estructura en hierro negro natural pulido con espacio de almacenamiento para la leña. Contrasta con el carácter mucho más “soft” del sócalo de protección en moqueta natural de sisal gris oscuro.

 

Las 4 habitaciones (dos con baño incorporado) y la buhardilla se diseñaron para ofrecer 5 caracteres totalmente distintos: Para las suites, en la segunda planta, optamos por materiales más nobles y elementos muy montañeros como los cuernos de ciervo naturales. En una de ellas revestimos el cabezal y un tramo de pared con papel imitación textil escocés y una cabeza de animal decorativa a conjunto y, en la otra, la pared se cubrió con un papel imitación textil en negro. Esta desprende un estilo mucho más nórdico con tonos claros y con la presencia de la madera natural lavada del perchero.

 

Los dos dormitorios dobles de la primera planta se dotaron de un diseño mucho más industrial con toques étnicos. En el caso del dormitorio con literas optamos por un tono verde botella con pintura de pizarra para las paredes y el armario y revestimos el tramo junto a las camas con papel negro para ofrecer protección. La tela kilim y los textiles en lino natural suavizan el fuerte carácter del espacio.

 

En el segundo dormitorio con dos camas individuales un papel de pared imitación hormigón combina con textiles tradicionales de pata de gallo que ofrecen un conjunto moderno. El cabezal tapizado en piel marrón y tachuelas lo dota de calidez y la mesita y los elementos decorativos completan el ambiente fieles a lo industrial. En la buhardilla, donde también se dispone de un baño completo, optamos por piezas muy vintage, una iluminación de estilo industrial y textiles en beige, negro y mostaza que le otorgan carácter propio.

 

EL MOBILIARIO

La piel y la madera son las protagonistas principales en textiles, mobiliario i elementos decorativos y muy especialmente en el salón comedor. Aquí destaca sobre todo la combinación de piezas de diferentes estilos: sillas de madera en negro de aspecto tradicional se mezclan con sillas de cuero negro y patas metálicas que aportan el look retro de club británico. Una gran versatilidad de materiales y acabados conviven en equilibrio y la alfombra de patchwork aporta el toque vintage junto al armario que tapizamos y pintamos del mismo tono que las paredes.

 

Para la iluminación de toda la casa jugamos con estilos vintage, como es el caso de las dos suites y con lámparas de marcado estilo industrial en el comedor, la buhardilla y los dormitorios de la primera planta. Destaca, en el salón-comedor, el neón rojo con el nombre comercial de la casa, Ruda E3, que potencia el toque retro-vintage del ambiente.

Category
Interiorismo para Empresas