#05 Muntaner. Barcelona. 2015

About This Project

JUEGO DE COLORES EN UN ANTIGUO PISO MODERNISTA

 

Priorizando conservar la esencia modernista de este piso barcelonés de casi 100 m2 proyectamos un diseño de líneas rectas donde la combinación de tonos piedra, blancos y azules turquesa comparten protagonismo con molduras, grandes alzadas y majestuosas puertas y vidrieras. Ejecutando cambios importantes en la distribución convertimos un espacio originalmente oscuro en un hogar amplio y lleno de luz donde elementos minimalistas de diseño propio se integran en una atmosfera señorial.

 

Eliminando el tabique que dividía dos habitaciones duplicamos el espacio en la sala que al mismo tiempo se abrió a la galería dando paso a la luz natural procedente de los grandes ventanales con salida al patio. Para ayudar a regular la intensidad según la hora del día, se escogieron estores paquete de lino natural con un ribete en turquesa hechos en exclusiva para el proyecto. En la cocina, con todo el mobiliario también creado para la ocasión, optamos por una melanina color madera de roble natural combinada con la pulcritud del silestone blanco. Tanto en la zona del comedor como en la sala el mobiliario hecho a medida se combina con piezas de diseño como la silla Acapulco o las sillas Fer inspiración Wishbone de Hans J. Wegner. Los techos modernistas jugaron un papel clave en el proceso de reforma. Después de los derribes hizo falta restaurar y reconstruir molduras y, en la sala, replicamos uno de los rosetones para la ubicación de dos puntos de luz simétricos.

 

Los tonos piedra son protagonistas en casi todo el piso, pasando de los grises suaves de la cocina y el comedor a un subido tono pizarra en la entrada. Esta gama predominante solo queda interrumpida por el blanco que resalta molduras y carpintería y en el dormitorio principal donde cambia radicalmente. Aquí un tono calabaza en la parte del cabezal combina con el parquet, que fue pulido y restaurado, potenciando la sensación buscada de calidez y confort. También en el dormitorio se quiso ganar en amplitud y, eliminando el paso cerrado que existía en la puerta en forma de arcada, se dio lugar a un funcional vestidor que quedó incorporado al resto del espacio.

Category
Interiorismo para Particulares