#56 LLANCÀ. 2019

About This Project

LA NECESIDAD

Dotar a esta segunda residencia de un estilo adaptado a la personalidad de nuestros clientes, a través de un proyecto de estilismo y decoración. Los propietarios, una pareja de mediana edad, siempre habían querido tener una casa en la costa brava, y tras más de un año buscando, finalmente dieron con la ideal.

 

La pareja nunca había trabajado con interioristas y hicieron una apuesta para conseguir un resultado muy profesional y adaptado 100% a sus necesidades.

 

EL RETO

Aportar un estilo mediterráneo a un espacio de obra nueva desnudo. Darle vida al hogar, convertir una caja en blanco en un espacio acogedor, agradable y personal, inspirado en la costa brava.

 

EL PROYECTO

El punto de partida para plasmar el imaginario y sensaciones de la costa brava fue la elección de la paleta de colores y materiales. Los blancos crudos y los azules son el hilo argumental de esta historia, que viene reforzada por materiales naturales como la madera maciza, el lino, el yute y el ratán. Además, se jugó con elementos orgánicos en la decoración, como las flores, que nos aportaban un aire más rústico y fresco.

 

El espacio protagonista es sin duda la sala principal, utilizado como salón comedor y epicentro de toda la vivienda. La madera es el elemento principal elegido para esta habitación, presente en el mueble a medida para la tv, de estilo minimalista y con detalles constructivos muy pensados para sacarle el máximo partido.

También se optó por un sofá y una butaca de lino, de la marca Atemporal, que aportan un aire absolutamente mediterráneo y fresco, acompañados de una mesa de centro, una antigua banqueta de recuperada de madera de olmo maciza. Todo ello arropado por una alfombra de yute de The Factöry, material orgánico que nos confirma confort y bienestar.

 

La mesa de comedor, en madera natural destonificada y estructura en hierro, se combinan con las icónicas sillas CH24 de Carl Hansen, en madera de roble jabonado y asiento en cuerda natural.

 

Para la habitación principal, se trabajó en un cabezal con madera decapada, inspirado en las maderas alistonadas de los embarcaderos y en unas mesitas de noche hechas en madera recuperada y diseñadas por The Factöry.

 

El espacio de almacenaje también era un hito importante dentro del proyecto. Se trataba de una vivienda que contaba con pocos muebles de almacenaje y sin duda era un elemento imprescindible para nuestros clientes. Por ello, para el recibidor se diseñó un armario con una intención tanto práctica como decorativa, a través del juego de chapa de roble en los huecos y las puertas lacadas en blanco con un fresado vertical. También en el recibidor se ubicó una consola de estructura blanca y sobre en madera y un espejo decorativo de fibras naturales, que da la bienvenida a un hogar mediterráneo, acogedor y muuuy hygge.

 

Por último, para la habitación juvenil, tuvimos en cuenta la afición al cine del hijo y quisimos recuperar tres posters para enmarcarlos y utilizarlos como elemento decorativo. Se jugó con una base muy neutra que rompimos con la escalera y los cojines. También se diseñó una cama nido a medida en laminado blanco y un armario en laca blanca.

 

De esta forma, nuestros clientes pudieron llamar hogar a un refugio mediterráneo, natural y personal que cuenta con unas vistas espectaculares.

 

Category
Living